Contacta con nostros

lunes, 13 de febrero de 2012

La Power Plate: ¿Buen ejercicio o máquina de moda?


Si le pregunta a Madonna, Sting, los Maverick de Dallas y una serie de gimnasios de alta gama, uno pensaría que la  Power Plate® es lo mejor desde el pan de molde. Y ciertamente suena atractivo – 10 minutos en la Power Plate de la era espacial se supone que es igual a 60 minutos de entrenamiento.

Fue desarrollado en 1960 por el científico ruso  Vladimir Nazarov para astronautas; el entrenamiento de vibración se usó para prevenir el debilitamiento de músculos y huesos en el espacio. Parecía funcionar bastante bien  – los rusos aún tienen el record de permanencia en el espacio: 240 días. Los astronautas estadounidenses solo duraron 120 días  usando máquinas de ejercicio convencionales.

Después de esto, los bailarines del ballet ruso descubrieron que la vibración de bajo impacto podía ayudar a curar las lesiones al aumentar la fuerza muscular.

El entrenador olímpico Guus van der Meer usó esta investigación para desarrollar en 1999 una máquina para el sector de la salud y el ejercicio. Power Plate es una marca, pero actualmente hay varias copias que usan la misma tecnología .

    Así es como funciona: el dispositivo tiene una gran plato que vibra con un movimiento específico de 30 a 50 veces por segundo. Esta vibración fuerza las contracciones musculares como el ejercicio de tensión dinámica pero no requiere tensión por su parte. Su cuerpo siente la inestabilidad y se esfuerza por estabilizarse tensando los músculos.
Durante el entrenamiento, los usuarios cambian de posición repetidamente para trabajar diferentes grupos de músculos. Una posición de media sentadilla mientras está el la máquina, por ejemplo, trabaja los cuadriceps. Una posición de plancha con los pies en el suelo y los brazos en la máquina trabaja brazos y pecho. Los principiantes empiezan con 30 vibraciones por segundo y suben a 50 en entrenamientos más avanzados. El tiempo en la máquina normalmente son de 10 a 30 minutos.

Las máquinas más avanzadas – como la Próxima Generación de Power Plate – tienen rutinas de estiramiento y masaje.  Muchos afirman que esta máquina lo hace todo, pero no es para todos y no mejora su fuerza general ni la capacidad de ejercicio aeróbico. Lo que hace es dar tono, gracias a que es capaz de contraer más fibras musculares que los ejercicios normales. Esto no significa salir de su rutina de cardio para quemar calorías.

Según la web de la Power Plate:
Las máquinas Power Plate proporcionan una solución simple para prevenir la pérdida muscular y la densidad ósea relacionada con la edad. En primer lugar, la Power Plate contribuye a un sentimiento de juventud debido a un incremento en la secrección de serotonina, el neurotrasmisor del “ sentirse bien”. En segundo lugar, las máquina Power Plate no solo pueden mejorar la fuerza muscular sino que ayudan a mejorar la flexibilidad y la amplitud de movimiento mientras estimula la producción de colágeno creando una piel más tersa y bonita. Y finalmente, la Power Plate ayuda a combatir los efectos de la osteoporosis añadiendo en el cuerpo un incremento de la densidad ósea.
Las aplicaciones biomecánicas de la Power Plate están empezando a ser aceptadas en el campo médico para la prevención y tratamiento de diferentes tipos de enfermedades y lesiones. Sin embargo como todas las aplicaciones medicas, y para asegurar su seguridad, debería consultar a su médico.

Ref: http://www.thefatburner.net/articles/power-plate.html